04
Dom, Dic

Al CF Talavera de la Reina le llegó la puntería tarde y acabó cayendo ante la efectividad del Linares Deportivo

C.F. Talavera

Mereció no irse de vacío el Club de Fútbol Talavera de la Reina en su estreno como local en el presente curso dentro de esta Grupo I de la Primera Federación. Enfrente tenía a un Linares Deportivo que llegaba al Municipal ‘El Prado’ asustando por sus números y que supo aprovechar las que tuvo para coger un colchón de tres tantos en el marcador que a la postre resultaron insalvables para los de Rubén Gala.

Lo cierto es que quien sabe si el encuentro hubiera durado un par de minutos más lo mismo estábamos hablando de otro resultado, porque los blanquiazules sometieron a su oponente y pusieron cerco al arco de un Samu Casado que con sus intervenciones fue uno de los protagonistas destacados de su equipo.

Se vio a un Talavera intenso, con ganas de agradar a la afición y ésta se lo recompensó animando a muerte desde el primer minuto. Pudo darles una alegría Souleyman, que quizá estuvo demasiado generoso cediendo a Escudero cuando parecía el extremo encontrarse en una posición franca de remate.

No aprovecharon esa los locales, que poco más adelante la volvieron a tener en un balón cruzado en el que no apareció rematador y ocurrió lo que suele pasar en estos casos, mucho más quizá en esta categoría. Y es que tan sólo un remate a puerta le bastó a los linarenses para ponerse por delante, acción por cierto con un poco bastante de fortuna. Lo que se suponía ser un centro lateral de Edu Viaña tocaba en Borja Vicent, desviaba la trayectoria de la bola y cogía a contrapié a Rabanillo subiendo así el 0-1 al marcador, resultado éste con el que nos íbamos al descanso.

No alteró el plan de partido en este segundo acto para los talaveranos, muy incisivos con un Álvaro Juan que cogió las riendas. No sería el talaverano y sí Renan Zanelli y Escudero los que tuvieron opciones para un empate que no llegó ante la falta de entendimiento de ambos y lo mismo le ocurrió poco más adelante a un Edu Gallardo que le robaron la cartera cuando se disponía a ejecutar.  

El fútbol es cruel y castigador con quien no aprovecha sus opciones y le volvió a dar otro palo a los blanquiazules en forma de 0-2. Un saque de esquina, una pelota que le llega a Candelas y éste que ejecuta un potente zapatazo desde la frontal que en su camino toca en Brau, desvía la trayectoria (otra vez como en el 0-1) y supera a un Rabanillo que maldecía su suerte tras tener que recoger de su meta la bola por segunda vez.

Le quedaba el peor trago al Talavera, quien resignado a su suerte encajaba el 0-3, esta vez sin ayuda local, con un espectacular zapatazo de Aitor Gelardo después de haber culminado una gran galopada desde su campo y con una finalización que se colaba por la escuadra derecha de la meta defendida por un Rabanillo que nada pudo hacer por detener ese golazo que era el tercero de la mañana y quizá la sentencia.

El partido estaba cuesta arriba pero los de Rubén Gala la verdad es que no lo estaban haciendo mal y encima generaban y generaban pero no convertían. Así, pasada la hora de encuentro, se le escapaba a Álvaro Juan en boca de gol el 1-3, pero el talaverano no iba a tardar mucho en olvidar esa acción puesto que convertía en gol una asistencia desde la banda de Souleyman.

El tanto conectó más si cabe al equipo y levantó a una afición que no perdía la fe. La cosa estaba complicada pero aún había tiempo y el equipo no estaba mal, de hecho el Linares le había dado la bola para centrarse en defensa e intentar matar a la contra, algo que pudo hacer Fran García pero se le acabó haciendo de noche y la acción se fue al limbo.

Talavera acumulaba balones al área y de uno de ellos pudo obtener Bashiru rédito, pero le faltaron centímetros para conectar con el centro de Brau. También muy poquito le faltó a Javi Bueno para que su remate entre los tres palos viera puerta, como también a un Giuliano que buscó el gol olímpico reaccionando Samu Casado para evitar que la bola se alojase en el fondo de las mallas.

Insistía y no desistía el Talavera ante un rival que se defendía como gato panza arriba y que iba a tener la fortuna de su lado, ya que Lassina la pegaba desde el pico del área, la bola tocaba en un defensor, hacía un extraño y terminaba rebotando en el larguero. La diosa fortuna estaba del lado linarense, no había duda…

Aun así siguió insistiendo el equipo local, que hasta lo buscó de lanzamiento directo de córner ejecutado por Giuliano y que sacaba Samu Casado ‘in extremis’ cuando se cantaba el 2-3. Poco después, ya en la prolongación, el arquero volvería ser protagonista con una gran parada a remate de un Escudero que en la acción siguiente se resarcía siendo el más listo en un barullo en área rival que acabó con toquecito a la bola y gol.

Por desgracia para poco más iba a haber tiempo, bueno sí, para un remate lejano de Giuliano que el meta, en dos tiempos, terminó por recoger. Fue la última bala de un Talavera que mereció no irse de vacío en su estreno en casa, pero así es este deporte…


FICHA DEL PARTIDO

  • CF Talavera de la Reina: Rabanillo, Carlos Parra (Bashiru), Dani Ramos, Borja Vicent, Brau, Álvaro Juan (Giuliano), Renan Zanelli (Javi Bueno), Lassina, Souleyman, Escudero y Edu Gallardo (Frodo).
  • Linares Deportivo: Samu Casado, Edu Viaña (Iván Serrano), Caro, Lolo González, Candelas (Arnedo), Aitor Gelardo, Javi Duarte, Fran Callejón, Rodri (Fran García), Álex Sancris (Squadrone) y Hugo Díaz.
  • Arbitros: Pedro Eugenio Muñoz Piedra (Comunidad de Madrid). Asistido en bandas por Bilal Jaadar Mokhtari y por Samuel Sanz Torcal. Sin amonestaciones.
  • Resultado: 0-1 (min. 42) Borja Vicent, en propia puerta; 0-2 (min. 60) Candelas; 0-3 (min. 65) Aitor Gelardo; 1-3 (min. 67) Álvaro Juan y 2-3 (min. 90) Escudero.