04
Dom, Dic

El tiempo del DUX se agota y el CF Talavera de la Reina vislumbra la opción real de poder jugar en Primera RFEF

C.F. Talavera

El culebrón del verano que tiene como protagonista al DUX Internacional de Madrid está próximo a su finalización. De hecho el Juez Único de Competición de la Real Federación Española de Fútbol les ha dado de plazo al conjunto madrileño las 12:00 horas de este miércoles 31 de agosto para que proceda a la inscripción de al menos 18 jugadores con Licencia ‘P’ para, de esta manera, poder competir en la Primera RFEF.

En caso de no poder cumplimentar con ese requerimiento al parecer en la recámara federativa está el cartucho del sustituto y ahí aparece en primera instancia un Club de Fútbol Talavera de la Reina que cuenta con la intención y con los méritos deportivos. Por detrás en el escalafón y por este orden aparecen Zamora, Valladolid ‘B’ y Tudelano, equipos todos ellos que quedaron por detrás de los cerámicos.

Y ojo porque este movimiento descartaría de la pelea por la plaza a un Atlético Sanluqueño que reclamaba su derecho al entender que había sido el mejor de los peores (descendidos) de los dos grupos de la Primera RFEF, si bien desde Las Rozas se indica en el reglamento y bien claro que debía de pertenecer al mismo grupo y ahí los verdiblancos perdieron su barco.

Hay que destacar además que el ente federativo le exige al DUX Internacional de Madrid la presentación de una aval cercano a los 500.000 euros (exactamente 493.317 euros) que sería la cantidad que, según contabilidad, sumarían los perjuicios económicos que causaría este equipo a los demás clubes en caso de no participar en esta competición y siempre y cuando no hubiera presentado esas obligatorias 18 fichas ‘P’.

En caso de hacerlo podría competir en la Segunda RFEF haciendo permuta de plaza con el Talavera pero de lo contrario el puesto sería ofrecido bien Cerdanyola o bien al Águilas, siempre y cuando estos aceptasen y cumpliesen con los requisitos federativos.