27
Mar, Sep

El CF Talavera de la Reina sigue peleado con el gol y se anota su segunda derrota veraniega

C.F. Talavera

360 minutos de juego en pretemporada y la palabra gol todavía se resiste a ser pronunciada por los aficionados del Club de Fútbol Talavera de la Reina, quienes asistían en la tarde de este miércoles 17 de agosto al cuarto test de pretemporada en el Municipal ‘El Prado’ y se volvían a casa con el amargo sabor de seguir sin ver anotar y tampoco ganar a los suyos, que caerían derrotados por el Club Deportivo Las Rozas por 0-2.

Y no es que fuera por ocasiones, porque los rosados claro que las tuvieron, especialmente en un tramo inicial de encuentro en el que primero Asier Etxaburu (a la salida de un córner) y posteriormente Renan Zanelli (con un chut ajustado que desbarató el cancerbero talaverano Josete) rozaron el honor de ser los primeros goleadores blanquiazules de pretemporada.

Tras esas dos llegadas claras y alguna que otra por parte del conjunto roceño la cita entraría en una tediosa fase ‘estándar’ de pretemporada. Por ritmo, apenas llegadas y tan sólo un testarazo de Giuliano en acción a pelota parada que se iba rozando el poste y con ella las opciones locales de marcar en este primer acto.

La segunda mitad, más de lo mismo por los locales, con alguna que otra acción trenzada pero con el cañón taponado. Y es que a Bassirou le llovió una buena pelota para conseguir romper las tablas pero se adelantaría el meta y la oportunidad, una más, acabaría yéndose al limbo.

Y suele ocurrir o más bien es una norma no escrita que el rival, con menos hace más. Acción un tanto ortodoxa con centro desde la banda al corazón del área, golpeo de espaldas a portería, la defensa que no está nada contundente y Kevis que sin oposición en la marca recibe al segundo palo para cruzar ante Rabanillo y poner el 0-1 al marcador.

El gol cortocircuitó a los de Rubén Gala, que estuvieron durante 20 minutos a merced de un Las Rozas que tuvo dos claras en las botas de Gonzalo y acabó por matar el encuentro a diez para la conclusión con una acción personal de Kone de enorme calidad yéndose de cuantos salían a su paso dentro del área y definiendo por alto ante el meta. Un golazo que suponía el 0-2 y la ovación del respetable.

Tocado en su honor el Talavera buscó en los diez minutos finales conseguir lo que no había logrado en los 80 anteriores. Con la entrada de Loukou al campo el equipo ganó profundidad y la activación de Álvaro Juan desde el otro costado hizo al equipo mejorar y merecer un gol que un partido más les acaba siendo esquivo.

Con derrota, la segunda consecutiva, los de Rubén Gala siguen sin conseguir dar con la tecla y este fin de semana les espera su quinto test, un partido en cierta manera ‘oficial’ ya que en juego está seguir con vida en la Copa RFEF, lo que es un salvoconducto para poder jugar esta campaña la Copa de Rey.