24
Dom, Ene

Víctor Cea: “No marca el partido el error de Parra, lo marcamos nosotros”

C.F. Talavera

El técnico del CF Talavera de la Reina, Víctor Cea, comparecía en rueda de prensa lamentando la derrota de su equipo en un encuentro en el que todo quedó condicionado a un 0-1 anotado por el CD Badajoz que minó la moral de los cerámicos hasta caer derrotados por un definitivo 0-3.

Un partido marcado por el error de Parra. Hasta entonces el Talavera había sido mejor al Badajoz y ese gol en contra dejó al equipo tocado.

No comparto esa opinión. No marca el partido ese error, lo marcamos nosotros. A mí me es indiferente que el error se produzca si el equipo es netamente superior durante 60 minutos a todo un Badajoz, con independencia del resultado, el equipo tiene que seguir buscando el seguir siendo mejor. Lo decíamos en la previa, que queríamos ser merecedores de ganar. Hasta el minuto 60 lo fuimos, pero no sé por qué hubo que dejar de ser merecedores de ganar, con independencia del resultado. Para mí esto no lo marca un error puntual, sino que lo marca nuestro comportamiento como equipo y nuestra fortaleza mental. Sí que es cierto que queremos ser un equipo competitivo y tenemos que ser fuertes mentalmente, no cuando las cosas van bien, sino cuando van mal. Ante la expulsión nada más arrancar el partido el equipo fue fuerte mentalmente, no dio un paso atrás. Se igualaron las cosas, un 10 contra 10, y otro equipo hubiera reculado, porque había más espacios, pero nosotros hicimos todo lo contrario, les fuimos a buscar, les hicimos un partido muy áspero, fuimos dominadores de balón, hicimos ocasiones con dominio de balón… ¿Por qué no seguir haciéndolo? Me es indiferente lo que haya ocurrido porque el equipo no va a seguir haciéndolo. En eso tenemos que crecer como equipo. Obviamente esto es un equipo nuevo, que se está construyendo y hay déficit que se van dando y hay que atenderlos en esa construcción de equipo. Para mí, más que atender al error en esa construcción particular del que comenta hay que atender al comportamiento posterior al error, que es que el equipo tiene que seguir siendo y que le hizo ser merecedor de ganar el partido. Si no me equivoco tiramos el doble de veces que el rival, tuvimos más posesión que el rival y una posesión efectiva, no tenerla por tenerla. Si eso nos lleva a tener más ocasiones que el rival es efectiva y no sé cuántos equipos esta temporada fueron capaces de hacer eso al Badajoz. Si somos capaces de hacerle eso durante 60 minutos, ¿Por qué no hacerlo durante 90 minutos? Es algo que está en nuestra mano.

Esos últimos minutos de los partidos parece que se repiten en los encuentros de casa.

Yo no encuentro similitudes. Esta vez el equipo se queda con uno menos, y no es un 10 contra 11 sino un 9 contra 10, que es más notable y yo no vi al equipo recular, que no tuviera capacidad física, si es que la pregunta va por ahí. Yo he visto un equipo que ha compensado ese déficit de jugadores y esa capacidad de espacio que hay que asumir y los jugadores seguían yendo a por el partido. Lo que sí que detecto de este partido es que el equipo, ante una dificultad importante o un varapalo, porque estaba haciendo bien las cosas, no debe de dejar de hacerlas. Para mí es para dar la enhorabuena al equipo. Hasta ese momento lo que estaba haciendo es intachable, pienso que hasta ahora es el mejor equipo que se ha enfrentado a un Badajoz. Ha habido una gran versión nuestra, buscábamos una versión nuestra en El Prado y creo que la tuvimos hasta ese momento, a pesar de no jugar con aficionados otro partido más. Los hablábamos en vestuario, deseábamos ganar el partido e irnos a la esquina, donde había aficionados que están intentando escuchar el partido desde fuera y celebrarlo con ellos, porque sentimos que nos falta la gente con nosotros. Con todo eso el enfado y la molestia es la que tenemos, con toda esa molestia y ese trabajo que ha habido en el vestuario, con la unidad que hay en el vestuario y que se ve nos fastidia no haberle dado continuidad ante la adversidad y en eso tenemos que crecer y tenemos que atender a eso, más que un error puntual y a otras cuestiones.

Puede ser un problema mental.

Totalmente. Para mí creo que a este equipo no hace falta pedirle sacrificio, implicación o humildad con el proyecto ni con la ciudad, lo que hay es que pedirle confianza a sí mismo. Tienen que creer en ellos, hay jugador que vienen de proyectos donde quizá no han tenido su mejor año y no por eso han de tener dudas, son muy buenos, tanto por lo que son y han conseguido dentro del equipo como por sus capacidades. No tienen que tener dudas de ellos mismos en ningún momento, con independencia de lo que ocurra en el partido, es que da igual, no tienen que tenerlas. Igual que no las tuvieron cuando nos quedamos con diez tan pronto no tenemos que tenerlas con una adversidad que se puede dar, aunque lo normal es que no lo haga. Qué lo normal es que nos hubiéramos puesto por delante, pues como se estaba dando el partido probablemente, pero eso no está en nuestra mano. Los jugadores ejecutan, generan ocasiones pensando en el gol y a partir de ahí ya llegará nuestro momento, hay que tener fortaleza hasta que llegue y en eso tenemos que crecer, pero por lo demás el equipo está espectacular.

Ahora tocan dos partidos fuera, dado como está el tema hasta parece buena noticia…

Bueno, yo es que hasta ahora no puedo hablar de jugar en casa. Hablaré de jugar en casa cuando juguemos con afición, como hizo el Extremadura el otro día y para mí eso es jugar en casa, porque jugar en un estadio desangelado no es jugar en casa. Ojalá la situación social cambie y puedan entrar nuestros aficionados. Me consta que el club y el ayuntamiento están trabajando en el mejor protocolo posible y minimizando todo el riego. Deseamos poder jugar en casa porque considero que todavía no se ha hecho.

Cómo se entiende esto en vestuarios, que en unos campos sí y en otros no pueda entrar gente.

Más que sea una discriminación en lo que entramos es que no hemos podido jugar como locales y que los chicos van por la ciudad y la gente está ilusionada con el proyecto. Incluso ante estas adversidades respecto a otros clubes que están teniendo opciones con público estamos viendo a una afición que la sentimos en el día a día. Nos encantaría tenerla aquí lo escuchaba a los jugadores en el vestuario antes de empezar, que íbamos a ganar y que lo íbamos a celebrar en el córner que sabemos que hay gente que está ahí escuchando, porque ni se puede ver desde ahí. Al final, lo hablamos en pretemporada, nunca va a ser una excusa. Todas las adversidades nos hacen mejores y nos van a hacer disfrutar mucho más cuando podamos jugar como locales, seguro. Vamos a valorar más jugar con la afición, porque antes no se valoraba tanto. Ojalá que el 10 de enero podamos tener aficionados con nosotros y lo vamos a valorar mucho.