06
Mar, Dic
0 Nuevos artículos

El Entreparéntesis FS Talavera recurre al juego de cinco para vencer al Villanueva Futsal

F.S. Talavera

Segunda victoria de la temporada, ambas en casa, para un Entreparéntesis Fútbol Sala Talavera que se iba a imponer en el destierro del Pabellón ‘Roberto Molina’ a un Balneario de Benito Villanueva Futsal que vendió muy cara su derrota y sólo del juego de cinco talaverano en los minutos finales permitió desnivelar la balanza para un 5-3 final.

Y la verdad es que el arranque de encuentro no hacía presagiar un desenlace tan ajustado puesto que con apenas un par de minutos cumplidos lograría Alberto el 1-0 tras superar con su remate a Castillo.

A partir de ahí sería le conjunto visitante el que pasaría a llevar el control a la par que poner cerco a la meta de un Rachid que tuvo que emplearse a fondo en más de una ocasión y que también pudo anotar en la meta rival pero su disparo fue desbaratado por el otro guardameta.

Ni las cinco faltas del conjunto villanovero ayudarían a mitigar la intensidad de un rival que la llegaría a tener de nuevo y clara a 20 segundos para el final. Con el 1-0 nos íbamos al descanso, que era la mejor noticia para los hombres de Ángel Rivas ‘Lillo’.

Arrancó la segunda mitad y lo hizo de la misma manera que en el primer acto, con un gol local. En este caso la combinación entre Mario Arriero, Jorge Sánchez y Alberto la remataba este último para conseguir un 2-0.

Respondió esta vez el conjunto visitante, que por medio de Villar obtenía con el 2-1 el premio a su insistencia, eso sí después de haberles privado poco antes Nacho de un gol casi cantado. Por suerte pronto volvieron a tomar tierra de por medio los cerámicos gracias a Mario Arriero tras conexión con Brayan (3-1).

El partido parecía encarrilado pero fue entonces cuando los locales comenzaron a ver cómo su rival no sólo se metía en el encuentro, sino que iba a por él. Así, en cuestión de dos minutos pasábamos del 3-1 al 3-3 con un doblete de Raúl.

El partido se complicaba y sendas intervenciones de Nacho permitían a los cerámicos no ir por abajo en el marcador en los minutos finales. Visto lo visto apostó Lillo por el juego de cinco y fue mano de santo. De hecho acabó encontrando la recompensa del 4-3 con un punterazo a la red de Jorge Sánchez.

Ahora sería Villanueva quien se la jugó de cinco pero no les saldría la estrategia, es más les costó encajar un 5-3 que sería la sentencia y que sería anotado por Mario Arriero, cerrando de esta manera el partido con victoria para los de Talavera de la Reina.