27
Sáb, Nov
0 Nuevos artículos

El Circuito Internacional del Algarve cierra el ciclo ibérico en WorldSBK

Álvaro Bautista

El Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike 2021 se desplaza a Portugal para el Round Motul de Portugal, en el Circuito Internacional del Algarve. La undécima prueba de la temporada comenzará con la máxima ventaja de un líder en la clasificación desde julio, y con la mayor ventaja en el campeonato que Toprak Razgatlioglu (Pata Yamaha with Brixx WorldSBK) haya tenido nunca en la categoría reina.

El piloto turco espera poder aumentar ese margen en Portimao, una pista donde Jonathan Rea. (Kawasaki Racing Team WorldSBK) ha ganado 12 veces. Así las cosas, la última ronda europea de la temporada podría ser decisiva para empezar a decantar la balanza hacia uno de los dos grandes rivales.

En buena forma y con una ventaja de 20 puntos en el Campeonato, Toprak Razgatlioglu ha empezado a marcar distancias de cara a las rondas finales de 2021. En la Carrera 2 de Jerez obtuvo su décima victoria del año, pero ahora llega a Portimao, que es en gran medida un ‘territorio de caza’ de Jonathan Rea.

El turco también ha tenido algunos éxitos en el circuito: Junto con sus tres podios en WorldSBK, Toprak ganó en Portimao cuando corría en la European Superstock 1000, en 2017, y también en Superstock 600, en 2015. Su compañero de equipo Andrea Locatelli se quedó muy cerca de los podios en Jerez -tuvo que conformarse con dos cuartas posiciones- pero se impuso por partida doble en WorldSSP en la pista portuguesa, en 2020.

En el garaje verde, Jonathan Rea se dirige a un escenario donde ha tenido mucho éxito: 12 victorias, 21 podios y cuatro poles. Sin embargo, este año es diferente para el norirlandés, ya que está a la zaga en la carrera por el título y sabe que necesita volver a tomar la iniciativa. Un buen contraataque en Portimao lo encarrilaría de nuevo en la pelea, pero si deja la pista con un déficit de 27 puntos o más significará que su rival podrá terminar segundo en las carreras restantes, incluso aunque Rea gane.

El séxtuple campeón del mundo tampoco puede confiar demasiado en su compañero de equipo Alex Lowes, que fue declarado no apto antes de la Carrera 2 de Jerez por la fractura que arrastraba en la mano derecha. Lowes sumó dos podios para Kawasaki en la pista portuguesa en 2020, y si puede competir en condiciones, querrá sumar nuevos podios este fin de semana.

Scott Redding (Aruba.it Racing - Ducati) se fue de Jerez con un doble podio. Logró un tercer puesto en la Carrera 1 y dejó escapar la victoria en la Carrera 2 después de una agónica pelea con Toprak Razgatlioglu. 69 puntos le separan del liderato en el Campeonato, pero el inglés confía en que su buena forma se combine con algo de mala suerte para los dos rivales que le preceden y pueda seguir en la pelea por el título. Portimao le ofreció resultados contrastados el año pasado, con un séptimo y un quinto puestos en la Carrera 1 y la Carrera Tissot Superpole, mientras que en la Carrera 2 firmó el segundo puesto.

Su compañero de equipo Michael Ruben Rinaldi mostró destellos de brillantez en Jerez, pero una caída en la Carrera 1 y un progresivo bajón de rendimiento en la Carrera 2 lo dejaron con ganas de más; el italiano consiguió un doble top 6 en las carreras largas disputadas el año pasado en Portimao.

El Team HRC, y en particular Álvaro Bautista, atraviesan una racha positiva que les ha permitido lograr dos podios en las últimas cuatro carreras. El talaverano fue tercero en la Carrera Tissot Superpole de Catalunya y lo encadenó con un excelente tercer puesto en la Carrera 2 de Jerez, superando a Andrea Locatelli al final. Bautista ganó en Portimao en 2019 para Ducati y el año pasado logró su primer top cinco para Honda en la Carrera 2. En el otro lado del garaje, Leon Haslam (Team HRC) no estuvo entre los diez primeros en Portimao en 2020 ni en Jerez en el pasado Round, pero esperará que sus recientes buenas actuaciones en Superpole se trasladen finalmente a su ritmo de carrera.

Jerez fue una ronda complicada para BMW, ya que Michael van der Mark (BMW Motorrad WorldSBK Team) solo pudo clasificarse 13º en la parrilla y tuvo que sufrir para terminar séptimo en la Carrera 1 y octavo en la Carrera 2. El holandés ha cosechado buenos resultados en Portimao, con seis podios durante sus años en Yamaha, así como una victoria en la carrera de WorldSSP en 2014. Con la participación de Tom Sykes sin confirmar - el piloto británico se recupera aún de las lesiones sufridas en la Carrera 2 de Catalunya- el equipo BMW esperará que la nueva M 1000 RR responda bien en Portimao para mantenerse en la lucha por el top 6 en la clasificación general del Campeonato.

Sigue abierto el pulso para proclamarse como mejor Independiente del año. Garrett Gerloff (GRT Yamaha WorldSBK Team) no puede reavivar su buena forma de principios de temporada en este momento y su ventaja sobre Axel Bassani (Motocorsa Racing) en la clasificación se ha reducido a 20 puntos. El italiano, por su parte, sí exhibe una muy buena forma en esta fase del Campeonato y podría reducir aún más las diferencias.

Con Chaz Davies (Team GoEleven) todavía lesionado, Loris Baz protagonizará una segunda aparición con la Ducati Panigale V4 R. El francés subió al podio de Portimao en 2020, su primer podio desde la Carrera 2 de Losail en 2014. Kohta Nozane (GRT Yamaha WorldSBK Team) es el siguiente Independiente, dos puntos por encima de Lucas Mahias (Kawasaki Puccetti Racing), aunque el francés se perderá el resto de la campaña 2021. En ausencia de Mahias, la escudería independiente contará en la cita portuguesa con Tito Rabat. El barcelonés regresa así a WorldSBK tras un paréntesis de dos Rounds a causa de su salida del Barni Racing Team después del fin de semana de Magny-Cours. 

Isaac Viñales (Orelac Racing VerdNatura) retomará la acción tras ausentarse de las carreras en una ronda de Jerez marcada por el fallecimiento de Dean Berta Viñales. Por su parte, Jonas Folger (Bonovo MGM Racing) intentará terminar en los puntos por tercera carrera consecutiva, algo que todavía no ha conseguido en WorldSBK. Leandro Mercado (MIE Racing Honda Team) vivió un Round de contrastes en Jerez, con buenas sensaciones en la pista, pero también con algunos contratiempos técnicos.

En Portugal, el motociclista argentino intentará soslayar lo negativo y cerrar la etapa europea con unos resultados brillantes que le aporten toda la confianza para la siguiente cita del calendario, en su circuito de casa, San Juan Villicum. La parrilla de la categoría reina se ampliará este fin de semana con el wild card italiano Gabriele Ruiu (B-Max Racing Team), que competirá a bordo de una BMW M 1000 RR.