04
Dom, Dic

El CD Cazalegas - Ebora Formación refuerza su liderato tras golear a domicilio al segundo clasificado

Deportes

Al ‘Alfonso Viller García’ de Quintanar de la Orden acudía un Club Deportivo Cazalegas-Ebora Formación con el desafío de enfrentarse al Club Deportivo Quintanar, uno de los equipos que había firmado un buen arranque de temporada, sin haber encajado ningún gol, y en un campo de césped natural y de grandes dimensiones.

Y resultó que el equipo de Rubén Pulido se destapó con probablemente el partido más serio y completo en lo que va de temporada, controlando el juego de principio a fin y exhibiendo una contundencia ofensiva en la segunda mitad que pudo acabar con un marcador de escándalo y que finalmente lo hizo con un resultado de 0-4.

La pizarra naranja apostaba por un 3-2-3-2, con Nombela y Cristian cerrando y Alonso para darle salida al balón; un doble pivote con Barrientos y Víctor Meneses; después una línea de tres con Crespo de media punta, Rubén Rivera tirado a banda derecha y Álvaro Gil comiéndose toda la banda izquierda; y, arriba, Diego Prado y Alfre Ramos.

La puesta en escena del CD Quintanar resultó ser la esperada. Un equipo muy trabajado y ordenado, bien colocado sobre el terreno de juego, con las líneas muy juntas y con la clara consigna de no permitir la circulación ni el juego de toque de los naranja. Salieron los franjirrojos a presionar la salida de balón de los visitantes y, cada vez que éstos lograban superar la línea de presión, se generaban los espacios y las ocasiones. Sin embargo, en los primeros 45 minutos no verían portería los cazalegueños, que cayeron en varias ocasiones en situación de fuera de juego, algunas de ellas bastante discutidas y discutibles.

Tal y como ocurriera la pasada semana, la segunda mitad se convirtió en un auténtico tormento para el rival del CD Cazalegas-Ebora Formación. Al minuto de la reanudación, sería Álvaro Gil quien abriera la lata (0-1) dando continuidad así a su especial idilio con el gol en este comienzo de competición, donde ya ha logrado cuatro tantos arrancando desde esa posición de carrilero izquierdo que tantas llegadas desde segunda línea le está facilitando.

Rota la imbatibilidad local en liga, los goles comenzarían a caer como consecuencia del buen juego naranja. Al gol en propia puerta de Navalón (0-2) le seguía una contra mortal con Rubén Rivera finalizando con clase y por alto (0-3) para colocar tres tantos de ventaja en apenas 10 minutos de segunda parte.

Con esta distancia clara en el marcador, el equipo no se desconectó como pudo haberle pasado en algún partido anterior y siguió poniendo cerco al arco local. En esta ocasión Alfre Ramos, el máximo artillero, no pudo ver puerta aunque las tuvo; y sería Diego Prado quien redondearía un marcador contundente con un disparo desde fuera del área que se alojó en la escuadra de Moreno (0-4).

Pasó por el ‘Alfonso Viller García’ de Quintanar de la Orden un CD Cazalegas-Ebora Formación con muchos argumentos en su juego para justificar un liderato reforzado y presentar su clara candidatura a estar peleando los puestos altos de la clasificación.